www.mexicoindustrial.net
Ingersoll Rand

Nueva gama de Secadores de Adsorción de Ingersoll Rand

Ingersoll Rand presenta una nueva gama de secadores de adsorción fabricados en Europa, que incluye dos configuraciones principales, sin aporte de calor o con aporte de calor por soplante. Esta gama aprovecha la experiencia de más de 3500 unidades en funcionamiento en Norteamérica.

Nueva gama de Secadores de Adsorción de Ingersoll Rand
En la versión de soplante con aporte de calor, el Sistema de Ahorro de Energía (Energy Management System, EMS) se incorpora como función estándar, lo que puede reducir los costes operativos en 20.000 euros a lo largo de tres años. Si se compara con otras soluciones del mercado tiene un precio muy competitivo, ya que cuesta lo mismo con EMS que otros que no lo incorporan. Los secadores de Adsorción están destinados a la industria media y pesada así como a los sectores del automóvil, farmacéutico, químico y del petróleo y el gas, entre otros.

Los secadores de Adsorción de Ingersoll están diseñados para eliminar las costosas interrupciones de producción que puede provocar la humedad. Todos los secadores utilizan dos torres de desecante y válvulas estratégicamente situadas para secar aire comprimido. La diferencia fundamental entre las dos tecnologías de secado es la forma de eliminar la humedad del desecante, también denominada regeneración. Los secadores sin aporte de calor utilizan aire comprimido para purgar las torres de la humedad mientras que los secadores con aporte de calor por soplante utilizan aire ambiental calentado externamente. Los secadores sin aporte de calor necesitan menos inversión de capital, pero su funcionamiento podría ser más costoso ya que han de desviar una parte del aire comprimido seco del sistema de aire para regenerar el desecante. Los secadores con aporte de calor por soplante necesitan una mayor inversión inicial de capital debido a la soplante centrífuga instalada, pero gracias a su pequeña o nula desviación del aire comprimido desde el sistema de regeneración ofrecen unos costes de funcionamiento notablemente más bajos.

Los secadores de Adsorción de Ingersoll Rand se distinguen respecto a otros modelos existentes en el mercado por su diseño específico. Su diseño de perfil bajo facilita el acceso a los principales puntos de mantenimiento a la altura del operario para una revisión más rápida y menor tiempo de parada. Su huella más reducida también permite su suministro en posición vertical y facilita la instalación. Con los colectores centrados y a la altura del operario, las válvulas de altas prestaciones son fácilmente accesibles para su mantenimiento. Por ejemplo, una válvula de diafragma típica en un secador sin aporte de calor se puede volver a montar en menos de diez minutos, sin retirar la válvula del colector.

El consumo de energía es un factor importante tanto para los secadores de adsorción sin aporte de calor como para los secadores con aporte de calor por soplante. En primer lugar, están disponibles con el Sistema de Ahorro de Energía (Energy Management System, EMS). Esto reduce el consumo de aire de regeneración mediante la monitorización del punto de rocío a la descarga en situaciones de baja demanda. Además de mantener un punto de rocío constante, el EMS prolonga el ciclo de secado de forma que activa la regeneración del desecante tan sólo cuando es necesario. En segundo lugar, en los modelos IB (con soplante) el calefactor y la soplante se controlan mediante la temperatura de salida de regeneración y se desconecta para ahorrar energía eléctrica una vez regenerado adecuadamente el desecante. En tercer lugar, el arrancador suave de estado sólido limita la corriente de arranque, reduciendo así el consumo de electricidad y realizando un arranque suave que prolonga la vida del motor.

Los filtros estratégicamente situados antes y después del ciclo de secado eliminan el aceite y los contaminantes para asegurar que únicamente salga aire limpio y seco de la unidad. Los secadores con y sin aporte de calor incorporan diversas funciones estándar para garantizar un funcionamiento de alta calidad así como opciones para personalizar los secadores y adaptarlos así a las necesidades de su sistema de aire.

Se proponen veinticinco modelos diferentes. Cada secador se suministra con envolvente IP54 (opción IP65), proporcionando así una mayor protección de los componentes eléctricos, controles y visualizadores. El funcionamiento del secador puede ser con fuentes de alimentación de 50 Hz, 60 Hz y neumáticas (sólo los modelos IL). Están equipados con un controlador electrónico digital multifunción capaz de comunicarse en 17 idiomas diferentes y de controlar la conmutación de las válvulas así como monitorizar el funcionamiento del secador. Son compatibles con Modbus y cuentan con un visualizador LCD para facilitar su manejo.

El programa opcional UltraCare proporciona al cliente una garantía de 5 años para piezas y servicios de mantenimiento.

Contacto:
Louis ROMPRE
Director de Tratamiento del Aire en Ingersoll Rand - Europa
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
 

  Solicite más información…

LinkedIn
Pinterest

Únete a los más de 15,000 seguidores de IMP