Siemens Mobility habilita su Campus en Munich-Perlach para pruebas de conducción autónoma

2018-10-26
Proyecto de investigación para un sistema de transporte optimizado (OTS).

Siemens Mobility está lanzando un proyecto de investigación y una prueba de campo para la conducción autónoma en el campus de Siemens en Munich-Perlach, Alemania.

La compañía lo está llevando a cabo con varios socios: IAV GmbH, Instituto de Protección del Clima, Energía y Movilidad (IKEM) e.V., emm Solutions GmbH, UTB Projektmanagement GmbH y la Universidad Técnica de Munich (TUM). La ruta de prueba recorre el campus y permite la simulación de tráfico en una variedad de situaciones de la vida real.

Los socios del proyecto trabajarán juntos probando la interacción entre la infraestructura vial, los servicios de software basados ​​en la nube y los vehículos eléctricos autónomos. Se utilizarán dos tipos de vehículos para investigar la interacción de la infraestructura inteligente y los vehículos: un automóvil altamente automatizado de un solo asiento y un autobús lanzadera.

Para las pruebas, los postes de servicios públicos a lo largo de la ruta han sido equipados con escáneres láser, unidades de radar y cámaras para monitorizar el entorno general del tráfico y localizar con precisión los vehículos.

“Nuestro proyecto de investigación es otro hito para atender la llamada primera y última milla en una combinación de movilidad multimodal que incluye vehículos autónomos. "Nuestra infraestructura es un componente de importancia crítica para brindar un transporte seguro y eficiente en áreas urbanas y rurales", dijo Michael Peter, CEO de Siemens Mobility.

Proporcionar un espectro adecuado de opciones de movilidad sostenible es una responsabilidad clave de las ciudades y los municipios. Fortalecer y ampliar las ofertas de transporte público es esencial para atender las crecientes demandas de movilidad de las poblaciones urbanas.

El proyecto, “Sistema de transporte optimizado basado en vehículos eléctricos de conducción autónoma” (OTS 1.0), está financiado por el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad de Reactores (BMU) de Alemania.

Su objetivo es desarrollar un sistema que proporciona opciones de conducción autónoma para la primera y la última milla de un viaje, una necesidad que a menudo no se tiene en cuenta en la actualidad.

A lo largo del proyecto, los socios demostrarán cómo los vehículos eléctricos autónomos pueden mejorar la seguridad y la eficiencia de la carretera mientras operan con la máxima autonomía de Nivel 5, sin intervención del conductor.

Para lograr esto, la infraestructura inteligente de Siemens Mobility alimenta continuamente a los vehículos con información completa, como las condiciones generales de tráfico y datos sobre otros vehículos que operan a lo largo de la ruta.

Este enfoque soporta vehículos autónomos en situaciones de tráfico complejas y áreas difíciles de monitorizar, como por ejemplo bajo condiciones climáticas adversas. Con soporte externo, el radio de operación monitorizado de un vehículo auto-conducido puede expandirse.

La infraestructura inteligente permite a los vehículos identificar rápidamente los riesgos potenciales y responder en consecuencia. Como resultado, el sistema integrado ayuda a optimizar los flujos de tráfico. La comunicación de vehículo a infraestructura del sistema (V2I) funciona a través de WLANp (ITS-G5) estandarizado y ampliamente probado.

Todo el sistema se complementa con soluciones de software que permiten a los administradores de tráfico en un centro de control de tráfico monitorizar de cerca la situación del tráfico e intervenir si es necesario. Esto aumenta sustancialmente la seguridad y la eficiencia del transporte por carretera.

Para mejorar la experiencia del pasajero, los pasajeros en los vehículos automáticos pueden descargar fácilmente su itinerario de ruta con una app.

El proyecto de investigación reunirá a expertos de diversas disciplinas. El Instituto de Protección del Clima, Energía y Movilidad (IKEM) gestiona los problemas legales relacionados con la conducción autónoma y, junto con Siemens Mobility, investiga los modelos de operadores y de negocios que se derivan de los desarrollos técnicos. IAV está desarrollando un prototipo para lanzaderas que operan de manera autónoma.

TU Munich utiliza simulaciones microscópicas para estudiar el impacto de diferentes formas de conducción autónoma en el tráfico. Como parte de un estudio sobre aceptación pública, la oficina de desarrollo de proyectos con sede en Berlín, UTB, está investigando cómo reacciona la gente a los vehículos autónomos y cómo los desarrollos tecnológicos deben tener esto en cuenta.

Emm Solutions GmbH proporciona su vehículo eléctrico ILO1 altamente automatizado para ayudar a mejorar la monitorización del medio ambiente, la gestión de la comunicación y la comunicación del vehículo entre el vehículo y la infraestructura. El comportamiento de conducción también será simulado.

Siemens Mobility es responsable de la integración general del proyecto, así como de la infraestructura vial y los servicios de software basados ​​en la nube. También evaluará varios modelos de operación y potenciales negocios.

www.siemens.com